EL ELEGIDO

Domingo doce y media de maņana, bottom of Bray Hill, curva en bajada de 4 a fondo justo antes de los saltos de Quarter Bbridge, el Senior TT, esta a punto de comenzar.

La mini camara de Duke Video situada justo frente a donde estas colocado, te indica que no te has equivocado de curva. Hace unos dias, una caida fatal de una GSXR 600 casi se lleva por delante en el mismo lugar al publico alli congregado, pero eso no es obice para que la curva este a rebosar de britanicos, alemanes, holandeses y, como nota exotica, un Espaņol de Gijon.

Sabias que se acercaba pues el aleman de 200 kilos que tenias a tu lado,sintonizaba radio TT en su walkman, pero hubiese dado igual pues a lo lejos podias oir el aullido de un tetraciclindrico en linea a tope de vueltas.

Las camaras de fotos se preparaban al igual que tu cuerpo cuyo vello se erizo al escuchar el silbato del marshall de curva, indicando la inminente llegada del primer piloto en pista. No tienes el programa a mano, pero da igual, a la velocidad que pasan esos tios no tienes tiempo a ver el dorsal. Aun asi no tienes ninguna duda de quien es pues siempre es el mismo quien abre pista, nadie es tan rapido como el en entrenos.

Como novato que eres, te pones de puntillas para intentar ver algo entre las torres de 1'90 que tienes delante. Pero estas muy equivocado, cuando el piloto de la suzuki numero 1 pasa a 3 metros de tu cara a mas de 180 los ojos son practicamente inutiles pues mas que verle LO SIENTES pasar.

Las turbulencias creadas en el aire a su meteorico paso, lanzan una dolorosa nube de polvo, piedras y hojas directas contra tu cara. A pesar de ser una 4 tiempos, tu olfato capta el olor emitido por el motor al pasarlo de vueltas. Pero la sensacion que de verdad te impresiona y te marca, proviene de tu oido y ya no solo por el estruendo que todo lo anterior provova, sino que a todo ello se le une el escalofriante sonido del aluminio rasgando en asfalto provocado por la brutal compresion de suspensiones a la que el piloto somete a su montura al finalizar la bajada e iniciar la subida justo en el apice de la curva.

Te niegas a creer que alguien este tan loco para hacer eso a escasos 2 metros de un muro pero las ocasionales chispas y las rayas blancas en en el asfalto que ven tus ojos, confirman lo que tus oidos te sujerian.

Cuando el resto de los pilotos pasan delante tuyo la impresion ya no es tan grande. Piensas que es debido a que ojos,oidos y olfato se han acostumbrado a la impresion.

Pero aun faltaba un sentido por impresionar.

Exactamente 18 minutos despues, las camaras vuelven a encenderse a tu alrededor y sientes de nuevo tu vello volver a la vida.

Esta vez es el tacto el que se une al resto de los sentidos pues inebitablemente las manos buscan el contacto con tu tu frente en una seņal universal de asombro al ver nuevamente al piloto de Suzuki pasar ante tu ojos, aunque con una diferencia:

Esta vez tiene los neumaticos a temperatura adecuada.

Otros pilotos rapidos pasan ante ti, pero los ignoras mientras cruzas miradas de asombro, incredulidad y sobre todo admiracion con los moteros desconocidos de todo el mundo que tienes alrededor. Nuncan mas volveras a verlos pero sin duda un vinculo os unira de por vida.

No importa el tiempo que vivais pues para siempre recordareis el haber visto en accion y en directo al piloto mas rapido en carretera de la historia.

Habeis visto al gran David Jeffries

 

EL ELEGIDO